RIC

Auxiliar auditivo muy similar a la curveta pero más pequeño. Discreto en la forma de usarse ya que no ocupa un molde. La bocina va dentro del oído por lo que es discreto y cómodo. Se conecta a un tubo prácticamente invisible y a una oliva suave y flexible.

Pérdida auditiva que cubre: Leve a severa.

Edad recomendada: 12 años en adelante.

Auxiliar auditivo de fábrica.